Canastilla ‘Me hago mayor’, el regalo más completo para el bebé

  • Canastilla para bebés
  • Dou-dou para bebé con forma de perro
  • Dou-dou para bebé con forma de rana
  • Cuentos para bebés
  • Termómetro para el baño de bebé
  • Vaso antiahogo para bebés

Si hay un regalo que nunca falla y cada vez está más de moda por su originalidad y utilidad son las tartas de pañales. Desde los primeros días de la llegada al mundo es el producto más práctico y al que van a recurrir los papás y las mamás con mayor frecuencia. Teniendo en cuenta esta necesidad, El Rincón de la Canastilla acaba de lanzar un nuevo producto. Se trata de la completísima tarta de pañales ‘Me hago mayor’, que lleva un vistoso y colorido diseño, además de incorporar un completo kit para que no le falte nada al bebé.

La canastilla ‘Me hago mayor’ está elaborada cuidando cada pequeño detalle de su decoración. Tiene tres vistosos pisos y se presenta en bandeja de cartón cuadrada con blonda, envuelta en papel celofán con coloridos lazos verdes unisex y está coronada por un dou dou muy suave con cabeza de perrito o de ranita. Aparte de los colores llamativos de esta mantita y juguete a la vez que estimula la vista del recién nacido, el dou dou es un objeto muy útil porque le acompaña desde su nacimiento y le ayuda a conciliar el sueño y estar tranquilo porque tiene impregnado el olor de la mamá. Es especialmente recomendable para que lo lleve a la guardería y así pueda sentirse seguro y como en casa.

Junto al dou dou y los 46 pañales marca ‘Dodot Sensitive’, a la canastilla ‘Me hago mayor’ se le pueden añadir diferentes complementos. Entre ellos está la cuchara dosificadora para sus primeras papillas, que con su punta blanda es ideal para proteger sus delicadas encías y lleva a su vez una tapa protectora. Asimismo se puede incorporar un alimentador antiahogo, una cuchara de silicona para que aprenda a comer solito, un sonajero mordedor de llamativos colores que llamará su atención, un libro plástico con animados dibujos para que se entretenga en el momento del baño, un termómetro con forma de rana, un patito de goma amarillo para meterlo en la bañera y una esponja natural muy suave al tacto.